Saltar al contenido

El bostezo del Beagle

bostezos perros

El bostezo humano es una acción que no podemos controlar, que nos hace abrir la boca y realizar una inhalación profunda. Normalmente bostezamos cuando tenemos sueño o por aburrimiento, aunque hay estudios que indican que el bostezo sirve para refrigerar nuestro cerebro, para oxigenar la sangre o incluso para reducir la ansiedad. Además, el bostezo humano suele ser contagioso como forma de sincronización de un mismo grupo de personas. La apertura mandibular del bostezo de todos los seres vivos en similar pero parece evidente que los animales y los seres humanos no bostezan por razones similares.

¿Qué significa el bostezo del Beagle?

De la misma manera que no hay dos personas iguales, tampoco hay dos Beagle iguales, y menos aún dos bostezos iguales. Uno de los signos que más utilizan los Beagle es el bostezo. Es una expresión corporal muy característica de la raza pero no todos los bostezos quieren expresar el mismo mensaje. A continuación vamos a analizar los diferentes tipos de bostezos del Beagle.

Bostezo por cansancio o sueño

Al igual que los humanos los Beagle pueden bostezar simplemente por tener sueño o bien estar cansados. El Beagle es un perro activo por naturaleza y necesita una actividad física elevada, primero por su condición de perro cazador, y segundo para evitar la tan temida obesidad del Beagle. Pero por otra parte el Beagle es un perro que se acostumbrará rápidamente al sedentarismo. Al Beagle le encanta estar con su familia y si no le damos actividad se acomodará tranquilamente en casa, en su cama, y será fácil verle bostezar durante todo el día. Pero esto no es lo apropiado para el Beagle ya que el mantenimiento de una buena salud requiere de salir a correr cada día.

Bostezo por felicidad

El Beagle es por norma un perro alegre y afable. Uno de los signos que muestra que está contento es el movimiento de su cola, como todos los perros, pero también el bostezo. Es una manera natural del Beagle para descargar la emoción que siente y es su forma de comunicárnoslo. Este bostezo de alegría también puede significar empatía por ver a su dueño, un miembro de la familia, o simplemente por sentirse a gusto en ese momento. Por este motivo tampoco será extraño ver bostezar a nuestro Beagle cuando salimos de paseo o incluso jugando. Puede resultar sorprendente para nosotros que el bostezo canino signifique felicidad pero como ya hemos indicado los perros no bostezan por los mismos motivos que los humanos.

Bostezo por ansiedad

Resulta inverosímil que pasemos de la felicidad a la ansiedad con una misma expresión corporal pero efectivamente el bostezo del Beagle puede denotar que nuestro perro está en una situación incómoda para él y que le está causando cierto estrés. Como hemos dicho no hay dos Beagle iguales y la prueba es que a algunos Beagle les encantan los besos y a otros no. En ambos casos seguramente el Beagle bostezará pero por distintos motivos. Es muy importante diferenciar ambos bostezos. Seguramente el bostezo por ansiedad irá acompañado de una posible pérdida de pelo, expresión muy notoria también en los Beagle en momentos de ansiedad, y su posición corporal revelará una falta de voluntad de contacto ya sea con un ser humano o bien con otro perro. En cambio el bostezo por felicidad seguramente irá acompañado de un movimiento de cola y una predisposición al acercamiento. Identificar correctamente estos dos tipos de bostezos es muy importante ya que si confundimos la felicidad con la ansiedad el Beagle puede reaccionar de manera brusca para que entendamos mejor el mensaje. En un estado de ansiedad el Beagle también puede bostezar como signo para evitar cualquier tipo de confrontación.

Bostezo por imitación

Los bostezos se contagian. Es una realidad, tanto en el ser humano como en los animales. En algunos caso se dice que nuestro Beagle puede llegar a bostezar si nos ve bostezando, como acto de imitación. Según algunos estudios si el Beagle imita nuestro bostezo es un signo de empatía hacia nosotros que consolida la relación entre dueño y perro. O quizás, igual que nos pasa a los seres humanos, es un simple contagio. De todas maneras el bostezo por imitación o felicidad irán acompañados de otros signos muy diferentes del bostezo por estrés por lo que tendremos que estar alerta de otras expresiones corporales como la mirada, la cola, el movimiento del cuerpo, de su cabeza y también de su pelaje.